ACRG/ febrero 22, 2016/ Historia

El actual Convento y Santuario de San Pedro de Alcántara tiene su origen en 1530, cuando la Cofradía de San Andrés del Monte levanta en el lugar una ermita de estilo gótico-isabelino, en piedra de cantería y arcos de sillería, dedicada a San Andrés, que es por la que accedemos actualmente a la Capilla Real.

En 1560 Pedro de Alcántara llega a Arenas y queda gratamente impresionado: “Dios tiene grandes designios sobre este lugar”, dijo. La cofradía ofrece a Pedro su ermita para que funde un convento. En 1561 empieza a construirse siguiendo las normas franciscanas de estricta pobreza. Al año siguiente muere Pedro de Alcántara. Su cuerpo es sepultado en la ermita. Pedro de Alcántara es beatificado en 1622 y canonizado en 1669.

“La Virgen de Guadalupe y San Pedro de Alcántara son Patronos de Extremadura”